Bienvenido al nuevo sitio del LID.

Exportaciones que importan

3 de agosto , 2015

Los insumos originados fuera de la Argentina tienen protagonismo en las operaciones de comercio exterior realizadas desde el país. Las oportunidades para el mercado. (Columna de opinión del director del Laboratorio de Ideas en Desarrollo, Pedro Elosegui, publicada en El Cronista). 

Las exportaciones requieren del uso de importaciones tanto de modo directo como indirecto. En el primer caso, a través de los insumos y servicios incorporados en el producto final. En el segundo, por insumos y servicios importados por las actividades que abastecen de insumos domésticos a los sectores exportadores. Así, las importaciones importan al exportar, sobre todo, en las exportaciones industriales y en productos complejos.

La fragmentación productiva mide la participación de estos insumos. El análisis con datos de 2005 indica que las exportaciones argentinas en ese período, a pesar de ser primordialmente de carácter primario, presentaron un alto componente importado, de modo directo y, en especial, indirecto. Es decir, cuando se considera la utilización indirecta de insumos importados. Los insumos importados resultan relevantes para el proceso exportador. El indicador de participación directa de los insumos importados en las exportaciones es del 32%. Pero, el indicador total de efectos directos e indirectos duplica ese valor. Esto indicaría el rol que tienen los insumos importados en las exportaciones.

Considerando un agrupamiento en 40 sectores productivos, los 12 que presentan los indicadores de fragmentación directa e indirecta más elevados son sectores industriales y/o los que usan insumos claves no nacionales, como químicos y minerales. Estos sectores representan el 24% de las exportaciones al igual que el sector tradicional de Otros alimentos procesados, que da cuenta del 23%, de las exportaciones totales y presenta una participación baja de insumos importados. Los sectores de Maquinarias eléctricas y Aparatos, junto con Vehículos y Motores, ascienden en el orden comparativo, cuando se consideran los efectos indirectos por el elevado eslabonamiento de insumos importados que presentan. Cuando se agregan los sectores, según se trate de Primarios, Agroindustrias, Otras Manufacturas, Maquinarias y Equipos, y Servicios, surge que los sectores industriales son los que presentan mayores indicadores de fragmentación.

Más allá de las DJAI

El análisis de los encadenamientos productivos muestra la importancia del desarrollo industrial doméstico y muestra las oportunidades que surgen a partir de la especialización productiva en productos finales y en la producción de bienes intermedios, tanto para el mercado doméstico como para el internacional. También, destaca la importancia del entramado productivo doméstico en etapas de restricciones externas y administración del comercio exterior.
La administración del comercio exterior mudó en los últimos años de la aplicación de DJAI y autorizaciones vinculadas con exportaciones a un modelo de administración más complejo y con mayor utilización de información intermedia y acuerdos sectoriales. Por decisión de la OMC, las DJAI deberán retirarse a fin de año. El desafío de los eslabonamientos productivos directos e indirectos y la restricción externa señala oportunidades para el desarrollo de la política industrial orientada a ganar participación en etapas productivas de alto valor agregado que puedan servir al mercado local y también como insumos a exportaciones finales realizadas por firmas domésticas u otros países. Como se observa en el sudeste asiático, es relevante el desarrollo de una estrategia comercial coordinada a nivel regional.